REGRESAN LOS PERMISOS PARA QUE MAMÁS Y PAPÁS SEPARADOS PUEDAN TRASLADAR A SUS HIJOS

La DIRECTIVA de los GESTORES de la LEY AMOR DE PAPÁ vió con mucha preocupación las últimas decisiones que la autoridad de Gobierno ha tomado en el marco de la pandemia, y que afectan el normal cumplimiento del régimen comunicacional entre padres y madres con sus hijos, lo que vulneraba los derechos de niñas y niños de las comunas que actualmente se encuentran en cuarentena.

Por lo mismo felicita al Gobierno por la reposición reciente de dichos permisos temporales y aprovechamos de reiterar nuestra declaración pública enviada a las principales autoridades del Estado chileno, que ayudó a la reflexión en torno a los derechos de los quienes más queremos: nuestros HIJOS e HIJAS.

«Observamos con extrema preocupación que medidas como la eliminación de los permisos para recoger y visitar a nuestras hijas e hijos, viene a atentar dolorosamente el régimen comunicacional que está garantizado en nuestra legislación; limitando dichos permisos a consideraciones de carácter imprescindibles. Criterio además, que no ha sido el mismo para permisos análogos como el derecho de asistir al cuidado de adultos mayores o la compra de alimentos de primera necesidad.   

Al respecto, podemos señalar que reafirmamos como la Directiva de los Gestores de la Ley Amor de PAPÁ nuestro compromiso y convencimiento que en toda sociedad democrática, el principio del interés superior del niño y la niña, y el principio de corresponsabilidad parental y coparentalidad, deben seguir orientando la convivencia democrática del conjunto de sociedad y las familias chilenas.

Queremos volver a señalar con fuerza que todas y cada una de las decisiones que la autoridad de Gobierno tome en el contexto de la pandemia y crisis sanitaria por el COVID-19, deben tener en consideración GARANTIZAR y hacer efectivos los derechos de todos los niños y niñas, y adolescentes que están presentes en la legislación e institucionalidad de nuestro país.

Resguardar estos derechos es tarea de todas y todos, pero principalmente es función de las autoridades de Gobierno hacer cumplir como corresponde la institucionalidad que nos rige actualmente.

Esta medida de eliminar los permisos para recoger y visitar a nuestras hijas e hijos, se tomó sin justificación previa, ni criterio sanitario conocido, retrotrayendo una disposición que estuvo en funcionamiento hasta hace unos días en cada una de las comunas en cuarentena, lo que permitió que previo resguardo y medidas de seguridad correspondientes, cientos de padres y madres pudieran acordar de la mejor manera posible el normal cumplimiento del régimen comunicacional. Dichas disposiciones no promueven ningún tipo de acuerdos, más aún borran de un plumazo todos los principios internacionales y acuerdos asumidos por el país en materia de familia que para nosotros son sagrados, y obtenidos luego de años de trabajo y lucha. La corresponsabilidad parental, principio consagrado en nuestro código civil, a través de la ley Amor de papá, es la piedra angular de la Igualdad legal entre mamá y papá, hombre y mujer, en términos de derechos, deberes y responsabilidades comunes, mientras que el principio de Coparentalidad consagrado en los mismos cuerpos legales antes mencionados, es la piedra angular de los derechos de niños y niñas, en especial en lo concerniente al derecho a mantener en sus vidas la presencia de ambos progenitores, y a no ser alejado injustamente de ninguno de ellos, y la NO DISCRIMINACIÓN DE NINGUNO DE LOS PROGENITORES.

El Estado, una vez más, NO respetó en lo absoluto los principios que fundan tanto la igualdad parental, como el interés superior del niño, en especial como una agrupación de padres y hombres, que en su gran mayoría tenemos el cuidado personal de nuestros hijos, vemos con profunda tristeza y desilusión que muchas mujeres madres que no tienen el cuidado personal de sus hijos, no podrán seguir manteniendo con ellos el contacto que les permita entregarles todo el amor y afecto que tienen para ellos, lo mismo es también válido para los padres. A veces, en especial con los hijos e hijas más pequeños, los fríos e impersonales contactos que permite la tecnología no serán suficientes. No nos engañemos, los niños no entienden de pandemias, sanidad ni epidemiología, por muy buenas intenciones que tengan las medidas de alejamiento impuestas.

El gobierno, a través de sus disposiciones se ha hecho parte de medidas facilistas y crueles, que no promueven ni los acuerdos ni tienen bases sanitarias reales, y siguen discriminando a uno de los progenitores, considerándolo como una visita molesta en tiempos de pandemia, y que sus derechos y los de sus hijos con quienes mantiene un régimen comunicacional, ordenado muchas veces por los mismos tribunales, puede ser conculcado sin más argumentos que los “posibles” riesgos sanitarios a los que se expondría el menor.  Lo cual podría fácilmente ser superado estableciendo un protocolo sanitario claro, que considere todas las medidas de higiene y bioseguridad necesarias, que den confianza tanto a los progenitores como a las mismas instituciones sanitarias, que deben velar por ellas, pero No, ha sido más fácil arrasar y eliminar de un plumazo todo cuanto se había avanzado. De esta forma no avanzamos ni en Igualdad y mucho menos en Democracia, muy por el contrario, seguimos discriminando y violando derechos fundamentales de los ciudadanos, ahora en nombre de la Sanidad Pública. ¿Qué otras medidas que vulneran principios y derechos ciudadanos básicos, y que nosotros consideramos sagrados, pretenderán imponernos en el futuro en nombre de la sanidad pública?

Hacemos un llamado a las autoridades de Gobierno, en especial al Presidente de la República, a que reevalúe estas medidas administrativas y que garantice el cumplimiento de estos derechos y principios, tan fundamentales en nuestra débil democracia, y permita enmendar esta situación dolorosa para miles de madres, padres y sus hijos/as que ya han visto afectados el normal desarrollo de sus vidas producto del contexto de crisis sanitaria y social que vivimos.  

TODO POR EL INMENSO AMOR QUE SENTIMOS POR NUESTROS HIJOS»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.